Facebook Twitter Blogger

Forma y arte de hacer las cosas

lunes, 15 de mayo de 2017

La hora Cero para Buenaventura


Más de ocho millones de estudiantes se quedaron sin recibir clases en un tiempo aún sin definir, pues La Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, FECODE, convocó a Paro Nacional del Magisterio a partir del jueves 11 de mayo de 2017. Aprobado de manera unánime por la Junta Nacional de Fecode el día de 8 de mayo, la cual, además tomó una serie de determinaciones, respecto al accionar inmediato del Magisterio Nacional.

Debido a que el contexto para la educación pública es preocupante, lo cierto es que las negociaciones con el Ministerio de Educación se han estancado en el punto económico, pues el gobierno solo se resume en la frase “que no hay plata”, a esto se le suma la situación de salud, pues según lo manifestado por los docentes, se encuentra en una situación crítica, ya que la licitación se suspendió nuevamente. Dentro de las peticiones también se habla de la calidad educativa, del buen estado de la planta física de colegios, la calidad de refrigerios para estudiantes; la inquietud frente al tema, es, ¿son las mismas peticiones de hace dos años?, el gobierno no ha cumplido?; en el 2015 dentro de los acuerdos está el incremento del 12 %; se habla de calidad educativa algo que suena paradójico, pues es claro que los estudiantes no van a recibir clases; ¿por cuánto tiempo?, eso es algo que no está claro, como tampoco es claro la recuperación de ese tiempo; si miramos atrás, en los diferentes paros por parte de los docentes, ese tiempo no se ha recuperado; si bien es cierto que se tiene derecho a reclamar lo que nos corresponde.

También es cierto que en este caso, los perjudicados son los estudiantes, a los cuales les quedan muchos vacíos, pues se atrasan en temas, temas que no van a ver luego, solo dejan tareas e investigaciones que los estudiantes deben resolver y entender por si solos, es lógico que queden vacíos, lo que entenderíamos como obstáculos para logar una calidad educativa; sí se llega a un acuerdo con el gobierno, el magisterio en Buenaventura se une al paro cívico convocado para el próximo 16 de Mayo. 

Buenaventura oficialmente es, Distrito Especial, Industrial, Portuario, Biodiverso y Ecoturístico, Puerto Internacional por el cual se envía al exterior, el 70% del café y el 60 % de las divisas de todo el comercio; se cuenta con un puerto a la vanguardia de la tecnología, pero esto y los títulos de Buenaventura no van de la mano con el desarrollo de la ciudad; para nadie es un secreto todos los problemas sociales que aquejan a Buenaventura.

Son muchas las denuncias, taponamientos de vías, manifestaciones y movilizaciones, como lo fue la marcha y el plantón realizado en febrero del 2014, concertaciones con el gobierno e incumplimientos del mismo, todo esto buscando que el gobierno nacional, dé solución definitiva a toda la problemática, es increíble cómo se agudizan los problemas estructurales, mientras el gran aporte de este territorio y sus comunidades a la riqueza del país es de 5,47 billones al año aproximadamente, que corresponde al 27% del recaudo de aduana nacional por comercio exterior. 

Diferentes sectores y organizaciones sociales y comunitarias, se han unido para convocar el paro cívico en buenaventura, el próximo 16 de mayo. Uno de los problemas más complejos es el tema del agua potable; según los organizadores del paro cívico indefinido, los indicadores que padece la ciudad, son sometimiento a la marginalidad, al desconocimiento, a la inequidad; el índice de desempleo es del 62% y el empleo informal llega al 90,3%, el de pobreza es del 91% en la zona rural y el 64% en la zona urbana, el de pobreza multidimensional es del 66%, de los 407.539 habitantes 162.512 son víctimas del conflicto armado (reconocidas por la unidad para las víctimas), el déficit de vivienda es del 54%, las Necesidades Básicas Insatisfechas de personas pobres es de 36%, 3 veces mayor que el de la ciudad de Cali, cero (0) oferta pública en salud de mediana y alta complejidad.

En el pliego de peticiones está entre otras: Cobertura en Prevención y atención en salud de baja, media y alta complejidad y medicina tradicional, cobertura, calidad y pertinencia de la educación básica, media, técnica y universitaria, fortalecimiento y promoción masiva de las prácticas culturales, recreativas y deportivas, saneamiento básico e Infraestructura y operación pública y comunitaria de los servicios públicos domiciliarios. 



¿Pero quienes pierden y quienes ganan con la realización de estos paros?

Nuestros estudiantes no van a recuperar este tiempo, por otro lado, según la Cámara de Comercio de Buenaventura, las pérdidas económicas en el comercio local e internacional del puerto, serían mayúsculas, alrededor de 2.600 camiones diarios circulan por Buenaventura, si la ciudad entra en anormalidad, las pérdidas serían incalculables.

Sí el gobierno nacional acepta cumplir con las peticiones del paro a corto palzo, los bonaverenses, serían los verdaderos ganadores y veríamos el desarrollo de nuestra ciudad, un derecho que tenemos todos los que aquí vivimos, ¿pero que nos garantiza, que esta vez el gobierno cumpla a corto plazo, con tantos compromisos que han quedado solo en el papel?, si bien es cierto que se siente el abandono a nivel nacional, dónde han estado los dirigentes políticos locales?, qué han hecho para evitar el caos en el que se encuentra Buenaventura?, es claro que al tema social, se le suma todo el tema de corrupción que ha llevado a varios alcaldes a la cárcel.

Lo cierto es que Buenaventura no aguanta más, y la hora cero del paro es el 16 de mayo, varias agremiaciones, fundaciones, instituciones, iglesia, sindicatos, consejos comunitarios, entre otros, apoyan total el paro cívico; la bancada parlamentaria ha recibido la invitación a apoyar este paro, para vivir con dignidad y en paz.

¿Usted va apoyar el paro cívico?




No hay comentarios:

Publicar un comentario